Lechazo, casi como se hace en Valladolid


INGREDIENTES:
1 Pierna de cordero lechal (se nota diferencia si el cordero es con denominación de origen).
Aceite de oliva virgen
Sal
Agua

 
CONFECCIÓN:
Se pone el horno a calentar a máxima potencia. Mientras en una bandeja de barro (o si no se tiene en la bandeja del horno), se pone la pierna de cordero y con las manos la untamos con aceite.
Se sala por los dos lados y se pone 1/2 vaso de agua en la base de la bandeja. Se pone en el horno a 190 durante al menos hora y media. Cada 20 minutos más o menos se da la vuelta la pierna para que se dore por todas partes, añadiendo un poco de agua por la base, incluso por encima del asado.

El aceite se añade para poner la corteza crujiente, por lo que si se quiere se le puede añadir un poco más por encima en alguna de las ocasiones que se da la vuelta.

Personalmente, creo que la guarnición ideal para acompañar un asado es una buena ensalada. Por mí, sólo con lechuga, aceite de oliva virgen extra, unas gotas de vinagre de Jerez y sal.
Para beber, un buen vino tinto, preferiblemente, un reserva de cualquiera de las denominaciones de origen que tenemos en España.

Versión para imprimir